Y todo comenzo…

Y todo comenzó un día, cuando observaba a mi abuelo SIMON, que admiración que tengo por él. Veía las cosas que realizaba, madera, metal, etc…nuestras camas, escaleras, bancos de todo tipo, escritorios. La verdad que ahora que me siento a escribir estas línea me estoy dando cuenta que no recuerdo haberlo visto trabajando en un puesto de trabajo, pero las cosas están y las disfrutamos mucho. En fin todo esto viene a cuento de que amo las herramientas tanto como a mi abuelo, y de ahí que viene mi pasión por usarlas. Colgadas en mi tablero hay herramientas que mi abuelo usaba y es lo mas lindo que puedo expresar, no se imaginan lo que es tomar una llave sabiendo quien la uso, ni hablar la calidad de las mismas.  Me siento con la sabiduría de mi abuelo, y esa sabiduría se traduce en seguridad al realizar las tareas.